Archivo de la etiqueta: café

Café con pincho de tortilla

Esta mañana surgió la conversación acerca de esas personas que se toman un pincho de tortilla con un café con leche. Todos estamos en que cada uno come lo que le apetece y hace lo que le da la gana y bueno, por eso yo también comento. Lo que voy a hacer, la próxima vez que vaya a un bar, será pedirme un colacao con unos boquerones en vinagre.

Quiero decir… ¿no sería mejor comerse una tostada o un croissant con el café que con un pincho de tortilla? La primera vez que lo vi casi echo la pota, ¡ya pensé que el individuo iba a remojar la tortilla en el café!

Y todo esto viene también por la nueva cocina de diseño que se estila por estos tiempos. Unas cartas incomprensibles, con ingredientes raros, técnicas con nitrógeno, que te hacen poner cara de “¿pero esto qué coño es? ¿esto se come o se esnifa?”. Estos nuevos cocineros se creen que mezclando una carne con salsa de chocolate o caramelo de naranja fundido son la hostia. O sea, un solomillo de 250 gramos que él sólo cuesta 20 pavos me lo aderezas con mermelada de frambuesa. ¡NO ME JODAS! ¿Y para desayunar? Ah, sí, la tortilla de papas, ¿no?

Es como el mundo al revés. Hay peña que toma cereales para cenar, tortilla para desayunar, carne con salsa de caramelo de pistacho para comer… Y un bocata de boquerones para merendar para los nenes, según salgan de cole, ¿vale?

Mucha cocina de diseño pero sinceramente, te cambio ese solomillo con frambuesa por una ración de patatas fritas con huevo y chistorra.

https://i0.wp.com/www.fedegustando.com/wp-content/uploads/2010/10/HuevosChistorra.jpg

Anuncios

Lo que odio de los bares

  • Las servilletas, que como tengas las manos un poco grasientas, por ejemplo, de haberte comido una gamba, se desintegran nada más tocar superficie humana.
  • Los que echan serrín para tapar la mierda en vez de pasar una fregona/escoba.
  • Los que tienen los palillos a la intemperie, ahí, a pelo y al alcance de toda roña volante o dedo aburrido. Que eso luego va a la boca, por favor…
  • Los bares donde no te ponen tapas decentes (los cacahuetes rancios se los metes por el culo a la orangutana de tu parienta, cabrón).
  • Los bares sin jabón en el lavabo, papel para manos o corriente en el secamanos, papel higiénico ni parte inferior de la taza del váter. Si así está el váter, cómo estará la cocina. En esta línea entran los que ni tienen pestillo y tienes que sujetar la puerta mientras miccionas. Por no hablar de los que tienes que pedir la llave. Una llave minúscula atada a un trozo de madera que pone: “señoras”.
  • Camareros que te llaman jefe/jefa.
  • Las sillas que chirrían. No cuesta nada levantarla, en serio.
  • Camareros que comistrajean mientras sirven mesas o lo que es peor, llevan un palillo entre los labios.
  • Encontrarme ceniceros sucios, con huesos de aceituna, chicles, colillas…
  • Sentarte a la barra en un taburete, tocar sin querer por debajo de la barra y sorpresa, ya tienes más aperitivos debajo de la barra que en el plato de la tapa.
  • Los que tienen un jamón colgado del techo. Así es como deben curarse bien, con el humillo del tabaco.
  • Los que tienen letreritos del tipo: “Aquí no se fía” o “los enemigos del hombre son tres: suegra, cuñada y mujer”.
  • Los que tienen flores de plástico para decorar. Sí, como las que llevan a los cementerios. Por no hablar de la decoración tipo calendario del Interviú o el espumillón alrededor de la tele de plasma en navidad.
  • Los que nada más servirte te traen la cuenta.
  • Los que tienen en el menú cosas que no sirven. También los que tienen el menú corregido con tachones y tippex.
  • Las vitrinas de aperitivos con manjares apetitosos, tipo croquetas, tortilla… pero a ti te siguen trayendo los cacahuetes rancios. ¿Serán de plástico las croquetas y por eso no las sirven?
  • Que nada más sentarte aparezca el camarero con una bayeta mohosa limpiándote la mesa y te diga: ¿Qué va a ser… jefe?
  • Que pidas CocaCola y no te digan que no tienen, y que te sirvan Pepsi.
  • Los que tienen temática taurina, tipo cabezas de toros disecadas.
  • Que tengan la música o la tele a toda hostia y no sepas si has entrado en “Bar Manolo” o en la discoteca “Kapital”.
  • Vasos rayados, platos desportillados, mesas o sillas pegajosas, cuadros con un dedo de polvo. Cuanta menos decoración tenga, mejor: menos mierda se acumula.
  • Camareros guarros, sudados o apestando a sobaca. No se piden sex symbols, pero sí mínimo de higiene.https://i0.wp.com/farm4.static.flickr.com/3558/3562355418_758c393ec7.jpg

¿Cómo sabes si eres adicto al café?

  1. Masticas granos de café en vez de chicles.
  2. Duermes con los ojos abiertos
  3. Tienes que ver los vídeos rebobinando hacia delante deprisa.
  4. Eres el único que se mantiene en pie en un terremoto.
  5. Te puedes sacar una foto de ti mismo estando a 3 metros… sin usar el temporizador.
  6. Has reventado tu tercer par de zapatillas en esta semana.
  7. Estornudas con los ojos abiertos.
  8. Le muerdes las uñas a otras personas.
  9. La enfermera necesita una calculadora científica para tomarte el pulso.
  10. Tienes tantos temblores que la gente te usa para agitar sus margaritas.
  11. Puedes teclear 350 palabras por minuto… con tus pies.
  12. Puedes puentear tu coche sin usar cables.
  13. Tú no sudas, tú filtras.
  14. Vas a 25 km/h en tu cinta de correr y aún no la has encendido.
  15. Te olvidas de desenvolver los caramelos antes de comértelos.
  16. El café instantáneo no es tan instantáneo.
  17. La gente se marea cuando te mira.
  18. Tienes una foto de tu taza en café… en tu taza de café.
  19. Puedes derrotar al conejo de Duracell.
  20. Produces un cortocircuito en los detectores de movimiento.
  21. Tú ya no esperas a que el agua de la cafetera hierva.
  22. Tus encefalogramas se registran en la escala de Richter.
  23. Ayudas a tu perro a agarrarse la cola.
  24. Pones en remojo tu ortodoncia por la noche en un vaso de café.
  25. Tu botiquín de primeros auxilios contiene un sobre de café instantáneo y leche en polvo.
  26. Esquías montaña arriba.
  27. Te ponen una multa por velocidad incluso cuando estás aparcado.
  28. Abres la puerta antes de que llamen al timbre.
  29. No has pestañeado desde el último eclipse lunar.

http://sarahdins.files.wordpress.com/2010/06/5ybqwer.jpg