La parada de autobús

Ayer, esperando en la parada del autobús, el conductor pasó de mí. ¿Qué pensaríais que estaba haciendo en la parada del autobús? ¿Coger un autobús, no? ¿Qué pensamos de alguien que está esperando en la consulta de un médico, o en la cola de la carnicería, o en la farmacia? Pues lo más obvio, ¿cierto?

Cuando el autobús se acercó a mi parada iba a gran velocidad, alcé el brazo para que parara y me ignoró, continuando su camino.

Puse una queja por teléfono queriendo averiguar cuáles son los motivos para que un conductor de autobús no pare en su parada correspondiente y destinada para ello. Eso es ignorar sus obligaciones.

En esa parada también para otro autobús, pero en ese momento estaba yo sola. Supongo que el conductor pensó que tenía el 50% de probabilidades de que yo no cogiera el autobús que él conducía.

La amable operadora de atención al viajero me insiste en que hay que hacerle una señal con la mano al conductor, que está en la normativa. Toma esa. Y yo sin leerla. Os aconsejo que os agenciéis una normativa de esas que dice que hay que hacerle una señal al conductor. Pregunto… ¿cómo de grande hay que hacerla? ¿Agitar uno de esos “gusiluz” de los que lleva la Guardia Civil de Tráfico? ¿O esos de las pistas de los aeropuertos?

No olvidéis llevar uno de estos con vosotros.

Anuncios

Una respuesta a “La parada de autobús

  1. Es realmente patético e indignante que ocurra esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s