Los colores

Después de hartarme a ver programas como “Redes” y leer el “Muy Interesante” he acabado comprendiendo cosas elementales que nunca se me hubieran pasado por la imaginación. ¿Por qué vemos los objetos con unos determinados colores? La respuesta es simple. El color que percibimos de un objeto es el rayo de luz que rechaza. Nuestros ojos captan esa luz diferida en diferentes longitudes de onda que dependen de la orientación de las moléculas de la superficie del objeto. De este modo, un objeto que era de color verde (un vegetal, por ejemplo) cambia su tonalidad hacia un color pardusco sin señas de identidad cuando su composición química comienza a sentir los efectos de la putrefacción. Del verde al marrón, ¿por qué? Porque el proceso de putrefacción ha producido variaciones en la naturaleza de los átomos que conforman la superficie del objeto. Debido a variaciones de temperatura y la actividad de agentes bacteriológicos, los electrones se desvinculan del núcleo. El carbono comienza a liberar óxidos que son fácilmente perceptibles por nuestros ojos y nuestra pituitaria. Las moléculas de la superficie ya no están orientadas en la misma dirección y por eso vemos el objeto de otro color.

Pero aparte de esta explicación pseudocientífica, los colores también están llenos de connotaciones filosóficas, poéticas y simbólicas.

VERDE: El verde es por lo general un color simpático, asociado a la vida vegetal. Pero a veces tiene connotaciones perversas. Verde se le llama a una persona con poca experiencia. Todo aquello que apenas ha sido esbozado recibe el apelativo de verde. También reciben el calificativo de verde los chistes sobre guarrerías de la pradera. Y también los viejos verdes, por su afición a la carne fresca. Se puede pasar cuando el semáforo está en verde y cuando te critican te ponen verde. Verde es la menta de los chicles Los ecologistas, obviamente, son verdes. Ahora mismo me estoy bebiendo una cerveza para pensar en verde. Verde también es la envidia y la esperanza. Verde que te quiero verde. Qué verde era mi valle. Qué sana es la verdura.

ROSA: Es el color de cierto tipo de prensa, que por lo visto es de color rosa, aunque algunas veces es de color ocre. Es el nombre de algunas mujeres que se llaman Rosa. La vida se puede ver de color rosa cuando todo es armónico y romántico. Es el nombre de una flor que rara vez es de color rosa. Es el título de una película llamada “El nombre de la rosa”. Algunas sectas también son de color rosa, como los Rosacruces. También hay una Pantera Rosa. Las novelas románticas y los culebrones de media tarde son de color rosa. Y en el giro de Italia el ganador de la etapa se enfunda el maillot rosa. En general el color rosa está relacionado con la feminidad.

NEGRO: A los chistes macabros se les llama humor negro. A los hombres de color marrón también se les llama negro. El dinero que se escabulle por una rendija en las Islas Caimán también es negro. Cuando las perspectivas no son buenas, lo vemos todo negro, de la misma forma que cuando está todo oscuro, también. De la persona que tiene muy mala suerte se dice que tiene la negra. A las noticias de crímenes siniestros se les llama crónica negra. A los que escriben novelas para que las firme otro también se les llama negros. Los relatos policíacos reciben el nombre de novela negra. En el billar americano, la única bola que no se puede colar por los agujeros es la negra. En el espacio hay agujeros negros. La oveja negra de la familia. El color negro está tan asociado con lo negativo que hay un septiembre negro, un viernes negro, una primavera negra, una marea negra, la peste negra…

BLANCO: Al hombre blanco se le llama así cuando en realidad es de color rosa, de color amarillo y, en según que casos, de color azul o verde. Todo depende de donde provenga la luz o del alcohol que haya bebido. En función de lo mucho que se haya expuesto a la radiación solar, también se puede poner de color gamba, fucsia, marrón o incluso puede llegar a convertirse en negro. El color blanco está asociado con la luz y la pureza, pero cuando se ensucia no se vuelve blanco ni con la lejía más escrupulosa. No todo es blanco lo que reluce. Las canas y la caspa, por ejemplo, son de color blanco. La leche es blanca, excepto cuando le pones Cola-Cao. Cuando te ponen verde, eres el blanco de todas las críticas. Cuando practican con el arco y las flechas, tiran al blanco. Cuando te quedas sin un duro, estás sin blanca. Cuando te rindes, enarbolas la bandera blanca. Hay mujeres que se llaman Blanca y sin embargo ninguna se llama Ocre. Según dicen el color blanco ha de ser usado con prudencia porque irrita al subconsciente. Como dato curioso en televisión evitan el color blanco en las prendas de los presentadores, fijaros en los telenoticias, nunca los veréis de blanco.

ROJO: El rojo es el color de la sangre, del fuego, de la pasión y del peligro. Tiene un pariente cercano que se llama colorao que aunque parezca mentira se pone rojo cuando hace el ridículo. Si te dan dos hostias también te pueden poner rojo. Si te sale una urticaria, los granitos son así como rojitos. Si el semáforo está en rojo no se puede pasar. La multa que te meten puede dejarte en números rojos. Todas las señales de tráfico de prohibición son de color rojo. Si el cielo se pone rojo, comienza a correr. Si te duermes en la playa, te puedes poner muy rojo. Hay un Barón Rojo, un Erik el Rojo, un ejército rojo, unos diablos rojos, un teléfono rojo y una selección roja. Los pimientos, los tomates y las manzanas a veces son de color verde y otras de color rojo, ¿por qué? Las cerezas, en cambio, casi siempre son de color rojo. Todos los revolucionarios de izquierda también son de color rojo. Y su bandera comunista, también.

GRIS: El color gris simboliza la mediocridad. A una persona anodina se le llama un hombre gris. La realidad es gris cuando la monotonía lo invade todo. Una vida gris es aquella que no tiene ningún aliciente. El aburrimiento y la tristeza son siempre de color gris. Un día gris es aquel en que no apetece salir de casa. Las nubes pueden ser de color blanco, pero también de color gris. Los antiguos policías de Franco recibían el nombre de grises. También hay una especie de oso gris. El blanco y negro se llama así, cuando en realidad se trata de una escala de grises. Y Raphael cantó gris, gris, mi amor es gris

AMARILLO: El color amarillo aporta felicidad y luminosidad y es el color de los limones y los plátanos. Los habitantes de la China profunda suelen ser de color amarillo, pero al igual que el hombre blanco, también puede ser rosado, azul o de color gamba. Cierta prensa que opta por el sensacionalismo y la exageración recibe el nombre de amarilla. Hay una fiebre amarilla y un submarino amarillo. Los Simpson son de color amarillo. También hay un humor amarillo. Todos los coches de color amarillo son confundidos con un taxi. Cuando el amarillo se pone de color cachumbo se convierte en oro de 24 kilates. Al sol siempre lo pintan de color amarillo, lo que es una fantasía, porque nadie puede mirar directamente al sol sin utensilios adecuados y sin salir su vista perjudicada. El oro amarillo es el aceite de oliva. Algunos piensan que el color amarillo da mala suerte. Y hay un refrán que dice “no hay campo sin grillo, ni paleto sin amarillo”. Y está el alcorconero con su SEAT león amarillo. Que de este último mejor ni hablar.

AZUL: El cielo es azul, excepto cuando es de color gris. El mar es a veces azul; otras de color verde y otras es directamente de color marrón. Los pesados de los americanos me tienen amargado con los miles de interpretaciones que le dan a la palabra blue. Famosillos de color azul hay varios, pero ninguno como Los Pitufos. Algunos de ellos tienen incluso la sangre azul. El azul significa reposo y espiritualidad. No obstante es un color marginado. Hay un humor amarillo, un humor negro y un humor verde. Sin embargo no hay un humor azul. El azul tampoco está en los semáforos; no hay una prensa azul, ni una raza azul, ni una fiebre azul ni un septiembre azul… ¡No es justo! Había un Verano Azul, pero lo repitieron tantas veces por la tele que pasó a ser de color marrón.

Obviamente, hay otros colores. Está el naranja, que como su nombre indica, viene de una fruta que es de ese color, pero por lo que podido saber las calabazas no están muy de acuerdo. El color naranja es mundialmente famoso también por Naranjito y porque a veces la naranja es mecánica. Y luego está el morao, que viene, obviamente, de cuando te pones morao.

https://i2.wp.com/www.framatex.com.ar/images/color_4.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s