Anécdotas de biblioteca

Una lista de frases de clientes que en su momento fueron a comprar a la librería o a la biblioteca:

 

* Una persona pidió el libro “La sonrisa es trusca”.

* Un señor llevó escrito el título y el autor que deseaba: “Jamle” de Sespi.

* Un estudiante pidió la obra de Cervantes “Rinoceronte y Coterillo”.

* Un señor quería comprar “El Quijote” y, a la pregunta sobre si deseaba alguna edición en particular, contestó que le bastaba con que fuese de buen autor.

* Una señora pidió “La cama turca”. Tras la infructuosa búsqueda del librero, la señora le explicó, ruborizadilla y en voz baja, que había oído que se trataba de un libro técnico sobre asuntos de fornicio. El profesional comprendió: se trataba del Kamasutra.

* Un gitano preguntó por un buen diccionario. El profesional le recomendó, lógicamente, el de la Real Academia. Algún tiempo después volvió por allí y el librero le preguntó si estaba satisfecho con la compra, a lo que le contestó el gitano: “Si, es bastante bueno, pero le faltan palabras, eh, le faltan palabras”.

* Una señora pidió el libro de “Mister Proper”. Ante la sorpresa del librero, la señora aclaró, con un toque de impaciencia, que se trataba del libro del niño mago ése, el de las películas.

* Y, el mejor, digno de psicoanálisis: una señora de mediana edad pidió la novela “Veinte mil leguas de viaje sin marido”.

https://i2.wp.com/blogs.ozu.es/blogfiles/viajes/libreria.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s