Sé tú mismo

1. Debes estar muy cansada, porque has estado rondando por mis sueños toda la noche.
2. ¿Te dolió cuando caíste del cielo?
3. ¿Estudias o trabajas?
4. He perdido mi teléfono, ¿me das el tuyo?

Si te pararas un momento a pensar lo tontas que suenan estas frases, te darías cuenta de lo tonto que suenas cuando intentas acercarte a una chica, así que… relájate. Creo que, en mi opinión, intentar con demasiadas ansias el afecto o atención de alguien nos hace pensar: qué es lo que tienes que esconder para comportarte de esa manera.

5. ¿Me das tu número o lo busco en el listado de “Las Más Guapas”?
6. Ve por la sombra que los bombones al sol se derriten.
7. ¿Crees en el amor a primera vista o tengo que pasar de nuevo?

Tampoco estoy diciendo que se nos tenga que acercar contándonos la biografía de Mahler. Siempre hay un término medio, ya me entendéis. Chicas, no caigáis con estas frases a menos que de verdad os interese esa persona. Algunos tíos piensan que simplemente con una frase graciosilla, nosotras las chicas nos derretiremos como helado bajo el sol.

Fijaos en las frases y conversaciones de esos pavos que luchan por conseguir una novia y todavía no saben porqué no la tienen. Es un estereotipo pensar que cualquier tío macizo o tía buena será maravilloso/a solo porque es “mono” o “mona”, o es el más popular de su grupo. Quizá somos también nosotras quienes tenemos estos estereotipos y debiéramos pasar del Príncipe Azul porque la verdad, tener una conversación con él nos hace sentir que estaría mejor solo frente al espejo preguntándose: ¿Espejito, espejito mágico… quién es el más guapo?

Chicos, va también para vosotros. Si os obsesionáis con la imagen de la chica perfecta y os descubrís trayendo a una chica a vuestro grupo para que vuestros colegas “den el visto bueno”, o traéis a casa a una pava que no sabe ni pensar por sí misma sin consultar con su amiguita del alma si le conjuntan los pendientes con los calcetines, solo porque es mona, solo porque está buena, ¿sabéis qué? Que la culpa será solo vuestra. Hay chicos que no miran más allá de una tía maciza. Y también hay chicas con las mismas tendencias, buscando a ese perfecto Brad Pitt, algunas chicas no se preocupan por la personalidad con tal de no avergonzarse en público. Creo que hay chicas que pueden llegar a ser tan quisquillosas como los tíos sobre con quien deberían salir. Les interesa que el chico las invite, las saque, las lleve en coche, le compre cositas…

Si piensas que alguien es bello interiormente, lo que piensen los demás poco debe importar. Debemos pensar en cuánto apreciamos a la persona con la que estamos, como si no hubiera nadie alrededor, porque el amor debería ser ciego.

Luego están esos chicos que necesitan de otro que les presente. Es como el telonero de una (¿gran?) actuación. Se te acerca uno y te dice: Mi amigo quiere conocerte. Es para decirle: Pues que venga tu amigo. Y lo que es peor. Que se te acerque uno a pedirte que le presentes a tu amiga. Pues mira, ahí la tienes.

Por no hablar de los que se ponen a tono para darse valor: ¿Hay algo más patético que un tío bebido diciendo gilipolleces? Sí, que encima las estás escuchando.

Lo siento, pero creo que ya somos bastante mayorcitos para andarnos con tonterías.

Si no te ves a ti mismo con alguien cuando el aspecto cambie, porque quieres que ese alguien esté siempre perfecto/a colgadito de tu brazo, no creo que debieras alargar esa relación que de sobra sabes que no llegará a buen puerto. La vida es muy corta para ser tan superficial. Para aquellos que viven en la realidad, para aquellos que aman a alguien por lo que son, apreciando su belleza interior, su mente y su personalidad, en lugar de prestar atención sólo al físico, os aplaudo por ser genuinamente reales.

Cualquier persona que piense que he escrito esto porque no soy “mona”… está equivocado, porque lo soy, y sé que el alma es más poderoso que el exterior de una persona. Os digo, a todos aquellos que queréis aparentar algo que no sois para caer bien, para sentiros integrados, para pertenecer a un grupo, para conquistar a alguien, que nunca es una buena idea. Nunca es una buena idea hacer algo así porque cuando llegueel momento de verdad, de que se encuentre a esa persona especial, seráuna decepción porque básicamente era una mentira. Así que sed siempre vosotros mismos para que alguien que os conozca de verdad sea capaz de quereros tal como sois. No hay mejor sensación que esa.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s