El transporte público de Madrid

Este post está dedicado al transporte público de Madrid, tanto a los conductores como a los usuarios. ¿Por qué lo hago? Porque tengo todo el derecho, como usuaria del transporte público, a quejarme, pagando lo que pago al mes y por la mierda de servicio que dan.

  • Gracias al caballero que despliega su periódico ocupando dos asientos (y encima protesta cuando te sientas a su lado).
  • Gracias a la señora de los empujones para pillar sitio libre.
  • Gracias a la gente que se pone a hablar con el conductor y hace que éste se despiste y se pase la parada.
  • Gracias a los que taponan las salidas.
  • Gracias a los que dan golpecitos en tu asiento, hacen pompas con el chicle o juegan a la consola con la musiquita puesta.
  • Gracias a la pija que va a hablando a grito pelao por el móvil, osea.
  • Gracias al que se despatarra ocupando la mitad de mi asiento.
  • Gracias a los que plantan los pies en el asiento de enfrente. Algún día tú te sentarás ahí y te llevarás mierda en los pantalones.
  • Gracias al que come pipas en la parte de atrás. Aparte de pegar chicles, dejar la lata de refresco o dejar la pintadita de rigor.
  • Gracias al que te pide si te puedes levantar para salir… cuando hace 5 segundos que te has sentado.
  • Gracias, usuarios compañeros, por ducharos. En serio, es saludable, ¿no lo sabíais? Pues además de ser beneficioso para la salud, ayuda a las relaciones personales.
  • Gracias al que gira la cabeza cuando entra una embarazada o alguien con muletas.
  • Gracias al que se cambia de asiento cuando alguien de raza negra, árabe o sudamericano se sienta a su lado.  Gracias por dejar un pasillito a la salida del vagón de metro.

Pero los conductores y responsables del autobús tampoco se libran.

  • Gracias EMT por subir el precio de los abonos todos los años. Cuanto más sube el precio, más tarde llego a trabajar.
  • Gracias, conductor del autobús, por no parar en la parada y dejarnos con tres pares de narices a los usuarios después de llevar 30 minutos esperando.
  • Gracias por ayudarnos a los usuarios del autobús urbano madrileño a mantener la línea. Cuando hace calor no ponen el aire acondicionado, lo que genera un efecto sauna (con aromaterapia incluida) que viene muy bien para liberar toxinas… y mala hostia, entre otras cosas.
  • Gracias por esos frenazos que hace que hayamos desarrollado un instinto arácnido que hace agarrarnos a las barras de sujeción con una agilidad increíble.

Por todo esto y mucho más. Gracias.
Ah, por cierto. Luego se quejan de que hay mucho tráfico en Madrid. ¿No os parece normal? Prefiero estar en mi coche en un atasco con el aire acondicionado que estar atrapada en un vagón de metro, a 35ºC con el sobaco de otro en mi cara. Desde aquí animo a que os compréis  un coche o un ciclomotor y lo uséis hasta para sacar al perro. En serio, sale más rentable.

Anuncios

Una respuesta a “El transporte público de Madrid

  1.    En cuanto al ultimo comentario…  hace dos semanas adelante a una ocurrente señora paseando a su perro desde el asiento del coche…  no se si la foto que sobrenaturalmente saque en fracciones de segundo con mi despresurado movil pueda ser prueba de tal hecho.( por cierto, tu blog me tiene sonriendo desde hace mas de una hora, gracias)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s