Carta a un presidente

Estimado Señor Zapatero:
Una vez cada cuatro años, los españoles elegimos a un grupo de personas para que administren nuestro país y establezcan las normas que rigen nuestras vidas. Esta vez, hemos depositado nuestra confianza en usted y es por esto que le escribo esta carta.

A pesar de que sólo importamos un día de cada 1461, espero que no olvide quién le ha puesto dónde está y cuales son las esperanzas de todos los que eligieron su papeleta para meterla en un sobre.

Le recuerdo que tiene usted el compromiso de continuar por el buen camino económico en el que nos dejó el anterior gobierno. Lograr que en este país, la gente se entienda hablando, se acabe con todo tipo de terrorismo y muerte violenta. Que nadie en España imponga su voluntad por la fuerza.

Deberá usted tratar de que las familias puedan acceder a una vivienda digna sin que para ello sea necesario enriquecer a los constructores y a los bancos. Y deberá usted conseguir que los barrios y calles de nuestras ciudades sean lugares seguros donde todos podamos vivir en paz.

Tiene usted la responsabilidad de que todos los hombres y mujeres que vivamos en este país seamos iguales ante la ley: ricos y pobres, heterosexuales, gays, lesbianas, bisexuales, emigrantes, mujeres y hombres, cristianos, musulmanes, judíos y ateos. Todos tenemos derecho a ser tratados con respeto e igualdad.

Deberá usted conseguir que los impuestos que pagamos todos nosotros con nuestro trabajo cotidiano reviertan en beneficio de todos de la forma más eficiente posible: infraestructuras, colegios, hospitales, instalaciones deportivas, becas, apoyo a la investigación, etc.

Recuerde que los españoles detestamos la muerte, la violencia y la imposición de unas normas de vida por la fuerza. La detestamos en nuestro país, así que nunca forme parte de alianzas que traten de imponerse por la fuerza fuera (y dentro) de nuestras fronteras. Especialmente cuando haya la más mínima sospecha de que es el principal objetivo es el dinero.

Le deseo suerte, valor y fuerza de voluntad para llevar a cabo la difícil tarea que le hemos encargado. Rodéese de gente eficaz y honrada. Y escuche al pueblo, no solo el día de las elecciones.

Espero no volver a escribirle ninguna carta hasta dentro de 1461 días. Y espero que entonces sea para felicitarle y darle las gracias por su excelente trabajo.

Atentamente,

Chicaurbana.

Anuncios

Una respuesta a “Carta a un presidente

  1. Ole, ole!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s