Hey baby, qué pasóóóó…

¿Conocéis a Chuck Norris? Seguro que sí. Ganó invicto seis campeonatos mundiales profesionales de karate de peso medio, y tiene el octavo nivel de cinturón negro en tae kwon do, y conocimientos de prácticamente todas las artes marciales habidas y por haber. Ha protagonizado numerosas películas y series de televisión, incluyendo “Walker, Texas Ranger”. Es de los pocos actores occidentales metido en el tema de las artes marciales (Jean Claude van Damme,
etc…)

¿Qué edad creéis que tiene? Pues señoras y señores… 65 primaveras. ¿Increíble, verdad? ¿O soy yo la única que piensa que no aparenta esa edad? Yo creí que tendría unos 50. Por cierto, que su nombre real es Carlos Ray Norris (lo de Chuck no sé de donde lo sacaron), y nació en Oklahoma, EE. UU. Quería hablar de este personaje porque le tengo cierto aprecio. No sé, me cae bien, siempre hace de bueno. La verdad es que no recuerdo ninguna de sus películas, pero sí Walker. Un ranger, según el diccionario, es un guardabosque o un policía montado. Aquí no dice nada de tae kwon do o karate. Lo mismo hasta el caballo sabe kung fu.

 

Buscando un poquito de información sobre Chuck encontré la siguiente anécdota. Si os habéis dado cuenta los personajes que Chuck casi siempre interpreta procuran resolver los problemas sin utilizar la violencia. Lo que le pasó a Chuck en la vida real fue que por equivocación se sentó en un taburete de un bar que ya estaba ocupado. El “dueño” del asiento le increpó: “Eh, tú, largo, es mi sitio”. Norris se levantó, pidió disculpas; y fue en ese momento cuando el coleguilla lo reconoció.

Chuck, me podrías haber pateado el culo si hubieras querido. En lugar de moverte, ¿por qué no me atacaste?

A lo que Norris contestó:

¿Y qué habría logrado con eso?

¿No son bonitas historias como ésta? Mucho mejor que la de la muerta de la curva. Jijiji…

Se nota como el paso de la edad y la sensatez va haciendo su hueco, y se nota a los actores y artistas de verdad, que están ahí por su, no ya por sus medios, porque todos necesitamos un empujoncito, pero sí por sus capacidades y habilidades. De nada sirve el famoso “enchufe” si luego eres un inútil. Todos tenemos contactos, pero pocos las habilidades de demostrar que sin enchufe lo habríamos conseguido igualmente. Bueno, me estoy yendo un poco por las ramas.

Lo que yo venía a decir es que hay gente que aparenta su edad, otros que aparentan muchos más años y otros que, no sé si por suerte o por plástica, parecen más jóvenes.

Un crudo, y mal ejemplo de ello es Julio Iglesias. No tengo nada en su contra en cuanto a su faceta de cantante. Para gustos los colores. Pero hay que reconocer que estaría mucho mejor si hubiera dejado a los años pasar por su cara, porque ahora lo que parece es un pedazo de cartón ajado. Por no hablar de Sara Montiel. Que con todos los pellejos que se ha quitado se podría hacer toda la colección otoño-invierno de zapatos y bolsos.

Con esto no quiero decir que esté en contra de la cirugía estética. Yo misma podría hacerme 4 liposucciones. Con 40, 45 años te puedes quitar unas arruguitas, patas de gallo… pero con 75 años por mucho que te hagas la estética… En fin… que no sé qué pretende. De la edad no se escapa nadie, así que asumamos que envejecemos y que nuestro aspecto no es el mismo que teníamos cuando teníamos 20 años. Miradme a mi, que tengo 23. Jijijiji…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s