Un momentito, por favor… le paso…

¿Por qué la gente cuando llama a una empresa piensa que la primera persona que le coge el teléfono va a ser precisamente con la que desea hablar? ¿O la que le va a solucionar los problemas? Supongamos:

Telefónica, buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?
Manuel… ¡Manuel!
Disculpe… ¿con quién hablo?
Vamos a ver señorita, ¿usted no sabe quien soy? ¡Si soy Eugenio!
No, lo siento.
¿Pero está Manuel?
¿Sabe el apellido?
Pero qué Manuel va a ser, ¡pues Manolo, hombre!

Y es aquí cuando dan ganas de decir ¿Cuál, el del bombo?

Y lo que jode el famoso “vamos a ver”, en todo caso será “vamos a oír”, porque de ver… me temo que poco.

El problema es que la gente llama acelerada a la empresa, sobre todo si se trata de poner una queja, y es cuando tú, o en este caso yo, con la diplomacia que tengo (nótese que es una ironía) exploto en mil pedazos y me importa tres narices perder un cliente, porque YO también soy persona. Y yo a veces también tengo mal día, pero mis problemas no los tienen que pagar los demás. Es lo que un antiguo jefe mío decía. Decía muchas tonterías, pero hubo una cosa que se me quedó. Y es lo que él llamaba “La rueda del encabronamiento”.

Es decir, tú te levantas por la mañana, no tienes agua caliente para la ducha, no hay café, vas al coche y tienes una rueda pinchada, pierdes el autobús y llegas tarde a trabajar. La cuestión es, ¿qué culpa tienen tus compañeros de que te hayas levantado con el pie izquierdo? ¿Por qué van a pagar ellos tu mal humor? Y claro, como estás todo el día de morros, todo te sale mal y vuelves a casa con la rueda del encabronamiento girando, y aquí descargas con la familia, los hijos… ni el perro se libra.

Por eso hay que romper esa rueda, y pararnos un poco a pensar en los demás. Dejarnos los problemas en casa o donde se quiera. El mundo iría mucho mejor si todo el mundo hiciera esto. Descarga tu mal humor o cántale las cuarenta a la persona indicada, y si el día te ha salido
mal, métete de cabezazos contra la pared. Así al menos tendrás algo serio de lo que quejarte.

Y por favor, sed amables con los recepcionistas, que somos simples mandaos y lo único que hacemos el recoger llamadas.

Anuncios

Una respuesta a “Un momentito, por favor… le paso…

  1. Hola Me gusto Algunas de los enlaces k tienes y alguno te copie gracias chao tienes tu espacio muy wuay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s